viernes, 21 de febrero de 2014

CANCIÓN DEL JINETE COMENTARIO DE LUCÍA FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ IES ÁNGEL GANIVET (2º D)


Organización de las ideas del texto
Formalmente el poema tiene la estructura de un estribillo que se repite al principio y al final, y una parte central constituido por un romance de versos octosílabos con rima asonante en los versos pares.
El romance se divide, a su vez, en tres partes:
La primera es descriptiva y presenta al protagonista como un jinete, quizás un campesino que ha recogido aceitunas, en medio de la noche, y enseguida plantea su convicción de que nunca llegará a su destino.
En la segunda parte explica que cabalga durante toda la noche, hasta el amanecer, cuando la luna enrojece, para llegar a Córdoba, aunque presiente que va a morir esa noche.
La tercera parte es un lamento desgarrado por la inutilidad del esfuerzo suyo y del caballo, porque morirá antes de llegar a Córdoba. Es el desenlace de la leve narración.

Tema
Un jinete cabalga toda la noche, aunque presiente que va a morir antes de llegar a Córdoba.

jueves, 6 de febrero de 2014

COMENTARIO DE UN POEMA DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

"No carguemos la poesía con palabras ajenas a ella que agotan a  los que la leen; es como un crimen contra la belleza" JRJ
"Su origen no lo sé, pues no le tiene/ mas sé que todo origen de ella viene" (San Juan de la Cruz, sobre la poesía)


Clara Garrido Tamayo 2ºBACH B   IES ÁNGEL GANIVET
EL POETA A CABALLO                                    


¡Qué tranquilidad violeta
por el sendero a la tarde!
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!
La dulce brisa del río,
olorosa a junco y agua,
le refresca el señorío...
La brisa leve del río.
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!
Y el corazón se le pierde,
doliente y embalsamado,
en la madreselva verde...
Y el corazón se le pierde.
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!
Se está la orilla dorando.
El último pensamiento
del sol la deja soñando...
Se está la orilla dorando.
¡Qué tranquilidad violeta
por el sendero, a la tarde!
A caballo va el poeta...
¡Qué tranquilidad violeta!
            Baladas de primavera
El texto que vamos a tratar es un poema de Juan Ramón Jiménez, cuya idea o tema principal es la tranquilidad que un paisaje le ofrece al poeta.
El poema podría resumirse básicamente en una descripción del paisaje. El poeta va montado a caballo y  describe lo que observa y las sensaciones que la naturaleza despierta en él. Al principio, se encuentra al lado de un río en el que sopla una fresca brisa. Después, se introduce en el frondoso bosque. Finalmente, al atardecer, vuelve a salir a la orilla del río. La sensación que recibe es de una agradable melancolía.